Comentario I República

Texto narrativo, fuente primaria.
Se trata de una circular del Ministerio de la Gobernación, un día después de la proclamación de la República. El autor, el ministro, es en este caso el diputado republicano federal F. Pi y Margall, por tanto defensor de una estructura federal del Estado y de los derechos de la clase obrera.
El objetivo de esta circular es conseguir el prestigio para esta naciente república; conseguir su aceptación y su consolidación. Para ello argumenta la conveniencia de este sistema político ya que se basa en tres elementos fundamentales: «Orden, libertad, justicia.» Llama, por tanto, a la defensa racional y sin extremismos del nuego régimen.
El texto se contextualiza en un momento en que la situación política es muy delicada, pues todo lo conseguido en la revolución del 68 se puede ir al traste tras la repentina abdicación de Amadeo I de Saboya, (11 de febrero)en medio de un clima de oposición, (Iglesia, monárquicos alfonsinos, élites del dinero etc.) y con dos conflictos armados por resolver: la guerra carlista y la Guerra de los Diez Años en Cuba. La república es proclamada, como señala el autor en su primer párrafo, tras una reunión conjunta de emergencia de Congreso y Senado. La Constitución de 1869 no preveía la formación de estas «Cortes Soberanas» en las que se reúnen las dos Cámaras, por tanto este gobierno se asienta sobre una «ilegalidad». Esto da cuenta de la necesidad de hacer llegar a los gobernadores civiles de las provincias este documento que trata de defender la legitimidad de la República, y pide a estos gobernadores una transición pacífica y ordenada a este nuevo sistema político.
El segundo párrafo el Ministerio de la Gobernación se congratula de que no haya habido ningún altercado en su proclamación,e invita a los gobernadores a controlar cualquier manifestación violenta, demostrando así a sus detractores que la república no es sinónimo de «anarquía». Esto pone de manifiesto una clara inseguridad y debilidad de los republicanos, pues instan a «que se la sostenga…». Por un lado este gobierno nace con la oposición de una mayoría parlamentaria monárquica que es a la que tiene que demostrar que este sistema es viable. Para conseguirlo, tratará de calmar a las clases populares, que han recibido esta república con entusiasmo, pensando que por fin van a ser atendidas sus peticiones de abolición de las quintas y consumos, de repartición de tierras etc. Este gobierno republicano disolverá las Juntas que surgen inmediatamente y que tratan de saltarse la administración monárquica para conseguir sus reivindicaciones. Esta medida era necesaria para mantener ese orden público y esa legalidad que se pide en este texto a los gobernadores, aunque esto significase dar la espalda a esas clases más desfavorecidas de la sociedad que hasta ahora habían nutrido las filas del republicanismo.
En el tercer párrafo establece las ideas prioritarias que se han de seguir para llevar a buen puerto a la República, sin los cuales la República perdería toda su justificación y que deben ser llevadas a la práctica por los gobernadores: se deben respetar los derechos y libertades consignados en la Constitución de 1869 haciendo especial hincapié en la libertad de pensamiento y conciencia; todos los partidos políticos deben seguir siendo legales; se mantiene el sufragio universal (masculino),alejado del fraude, que garantiza la soberanía nacional y que evita el peligro de que haya fuerzas políticas que recurran a la insurrección para alcanzar el poder.